Opinión  
Al borde del precipicio
Autor: Ignacio Villa
Fuente: libertad digital 4/16/aaaa

No ha tenido que pasar mucho tiempo para que las cartas se pongan boca arriba, sin trampa ni cartón. No hemos tenido que esperar al Debate de Investidura para que aflore a la superficie el "nuevo talante" del PSOE. No ha habido que agotar muchas expectativas para saber en que va a consistir esa ¿nueva? estrategia socialista en el Congreso de los Diputados. Estamos en lo de siempre. Felipismo puro con envoltorio Rubalcaba. Artimañas y formas tramposas; siempre bordeando la legalidad.

El Partido Socialista ha vuelto a las andadas, y eso que todavía no han asumido el poder. Sin estar en el Gobierno, el PSOE ha empezado a repartir prebendas. Grupos parlamentarios por aquí, diputados por allá, porcentajes de votos un poco más lejos. En fin, acuerdos parlamentarios bajo cuerda, que no tardarán mucho tiempo en tener que pagar generosamente.

El PSOE ha repartido favores a todos los partidos con representación parlamentaria.

Favores que tienen doble fondo y que son pura fachada. Detrás de esa
actitud no hay diálogo, ni cambio de actitud, ni amplitud de miras, ni talantes novedosos. Estamos ante la política rastrera del felipismo más puro. Volvemos donde siempre. Volvemos al interés personal, a la política del egosimo y del colegueo.

Además en este caso, estos conchabeos tienen una especial gravedad. Entre otros motivos, porque parte de estos acuerdos se realizan con Izquierda Unida y con Esquerra Republicana. Y ninguno de las dos formaciones van a estar calladas. Unos y otros van a exigir y mucho al PSOE. Les van a llevar al borde del precipicio en cuestiones como el Pacto Antiterrorista, el Plan Ibarretxe o la reforma de la Constitución. El PSOE va a pagar caro estos acuerdos realizados y firmados cara a la galería.

Todos estos trapicheos, armados y dirigidos por Pérez Rubalcaba, son una trampa evidente y concluyente para el liderazgo de Rodríguez Zapatero. Dicen que el PSOE quiere imponer nuevas formas en la política parlamentaria; desde luego si las nuevas formas son estas, de nuevas no tienen nada. Y de peligrosas todo.

Dicen que estamos ante una legislatura llena de novedad y de aire fresco.
Ya veremos lo que pasa pero, para empezar, no esta mal. Todavía no han llegado
al poder y ya han recuperado las formas más burdas. Estamos ante una evidente vuelta al pasado.

Comentario de Vicente Oltra: No espero que se vuelva al pasado en beneficio del PSOE ya que 3,5 millones de parados colapsaría de nuevo a España y si lo que se dice sobre el aborto, la homosexualidad, etc. Es cierto la violencia que trajeron aquellos polvos convertidos en la violencia y la dispersión y desorden mental de la juventud hoy, no solo no tendrá solución sino que irán a más. La España del desorden y la violencia y la no conciencia de los “de la doctrina alternativa del derecho”, nos darán servida una España de la que tendremos que salir con zancos por el hedor pestilente que puede apestar.
¿Lo mismo que con Schröder en la Alemania actual, y la del masón Chirac de Francia?

Volver