Familia  
LIBRO ACERCA DE LA HOMOSEXUALIDAD DIRIGIDO A PADRES DE FAMILIA.
Autor: Rita Polo de Ponciano
Fuente: vida humana internacional 4/2/aaaa

Los autores del libro Same Sex Attraction: A Parents' Guide ("Atracciones hacia personas del mismo sexo: Una guía para los padres"), son el Padre John F. Harvey OSFS y Gerard V. Bradley. En el libro, impreso en el año 2003 por St. Augustine's Press en South Bend, Indiana; se explica que los genes pueden contribuir a algunos fenómenos que puedan facilitar algunos patrones de comportamiento, sin determinar a ninguno. Se han hecho muchos estudios, pero hasta el día de hoy, ninguno que confirme que el factor genético es el que determina el ser homosexual o no serlo. Hay factores que influyen en la homosexualidad tales como la cultura, el ambiente, las relaciones entre padres e hijos en la época del crecimiento y del desarrollo y otros muchos que se mencionan. El factor del entorno familiar también es determinante y se menciona como algo que afecta el futuro comportamiento sexual en la persona.

Voy a mencionar algo de lo que se explica en el libro sobre el tema. Niño y niña están identificados con su madre como su primer amor, pero el chico tiene la tarea de desligarse de la identidad de su madre e identificarse con su padre. El chico no solamente trabaja por adquirir su identidad sino su género y su sexo. El padre desempeña un rol de suma importancia. Si es cálido, receptivo y comprensivo con el hijo, este desarrollará un vínculo con él. Si por el contrario es hosco y distante se alejará y el chico se rendirá en su lucha por buscar su masculinidad natural y terminará, no solamente acercándose a su madre sino identificándose plenamente con ella. Si el chico es de carácter fuerte puede romper barreras, pero si es sensible será presa fácil de la homosexualidad.

Se describe la palabra homosexual como "cualquier persona que experimenta una atracción sexual por otra persona del mismo sexo, reconociendo de una u otra forma que tiene un problema y que lucha por sobreponerse a ello". La palabra "gay" se usa como "una denominación que escogen algunos homosexuales, que se identifican como las personas que tienen la idea que el comportamiento homosexual es tan normal y natural como el heterosexual". Los "gays" son homosexuales que moralmente aprueban la actividad sexual con personas del mismo sexo y hablan de participar en las mismas con deseo y "normalidad".


La persona homosexual tiene una lucha interior que le produce dolor e infelicidad desde muy pequeño y tiene que luchar con eso toda su vida, si no decide aceptar la realidad y cambiar. La sexualidad se encuentra en crisis, especialmente en la definición de la familia, la comunidad, la procreación, el matrimonio y el género. Todo se tergiversa con el fin de obtener placer. Todo se considera relativo. Vivimos en un mundo materialista y consumista, donde los comerciales y la propaganda nos envuelven y nos invitan al placer, a satisfacernos y a ser egoístas. No vemos la realidad y no asumimos responsabilidad.

En 1973, la Asociación de Psiquiatría de EEUU eliminó la clasificación de la homosexualidad como enfermedad mental. En el año 1994, la eliminó totalmente como trastorno patológico del Manual de Diagnóstico de Enfermedades Mentales (siglas en inglés: DSM), manual científico de uso internacional.

El Catecismo de la Iglesia Católica habla de la sexualidad en general, insistiendo en que necesita una integración adecuada en la existencia de cada persona. Todos los bautizados están llamados a la castidad, que se entiende como la integración correcta de la sexualidad en la propia persona. La Iglesia Católica enseña que los actos homosexuales son gravemente inmorales porque van contra natura. Dios crea a los seres humanos hombres y mujeres, y une al hombre y a la mujer en matrimonio, abiertos a la vida para que procreen. Los católicos podemos estar seguros de que el Catecismo, sus enseñanzas y conclusiones, están basados en las Escrituras y en el Concilio Vaticano II. Debemos respetar al homosexual y no discriminarlo, merece compasión y sensibilidad. Dentro de la Iglesia debe dársele orientación pastoral para que viviendo en castidad con mucha oración y con el apoyo de grupos y profesionales capacitados, pueda vivir una vida más satisfactoria. Les debemos amar a ellos y a sus familias. Debemos recordar que son hijos de Dios creados a su imagen y semejanza.

El mutuo acuerdo en los actos conyugales es esencial para constituir un matrimonio. El ser homosexual puede hacer que el acto sexual no se lleve a cabo o que no sea satisfactorio. No se debe permitir el matrimonio entre homosexuales, pues las enseñanzas de la Iglesia nos dicen que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, para constituir una familia, para procrear y educar a los hijos que Dios les dé. El desarrollo de la sociedad depende de la estabilidad de las familias. Estamos obligados y somos responsables como sociedad de defender la institución del matrimonio y apoyar a la familia tradicional.

Se habla de posiciones sobre la homosexualidad de las diferentes denominaciones cristianas, como los Metodistas Unidos, los Presbiterianos y los Episcopales, donde se menciona como lo más importante que en una Conferencia Nacional no se reconoció el "matrimonio gay".

Hay un capítulo donde se habla sobre los sentimientos de los padres de los muchachos homosexuales, al enterarse que tienen hijos con estos problemas de homosexualidad. Además, el Padre Harvey da respuesta a veintiuna preguntas que con frecuencia se le han presentado en su práctica en Courage (1) entre padres e hijos con estos problemas. También da referencia bibliográfica sobre el tema de la homosexualidad.

Rita Polo es psicóloga y reside actualmente en EE.UU. Para obtener este libro escriba a Courage:NYCourage@aol.com.Visite su sección en español: http://www.couragerc.net/Espanol/ESPIndex.html.

Y la sección sobre homosexualidad del website de Vida Humana Internacional: http://www.vidahumana.org/vidafam/homosex/homosexualidad_index.html.

Encontrará información acerca de otros libros sobre el tema en: http://www.couragerc.net/ResourcesLiterature.html.

Nota: 1. Courage ("valor" o "fortaleza") es la organización que fundó el Padre Harvey en EEUU, para ayudar espirtualmente a las personas con problemas de homosexualidad a vivir una vida casta. Courage, 210 W. 31st St., New York, NY 10001, USA. Tel.: (212) 268-1010. Fax: (212) 268-7150. Email: NYCourage@aol.com. Portal en ESPAÑOL: http://www.couragerc.net/Espanol/ESPIndex.html.

Volver