Opinión  
¿Estáis bien?
Autor: César González
Fuente: piensaunpoco.com 3/12/aaaa

Tras el estupor, no había forma de contactar con Madrid. Y España se llenó del mismo SMS: "¿Estáis bien?". Dos palabras que se repetían y se transmitían del corazón de cada uno a los amigos que esperábamos encontrar al otro lado. Y cada respuesta en forma de melodía, cada vibración del móvil era una inmensa alegría. Pues, antes de abrir el mensaje, ya te decías, cada vez: "Uno, menos", "unos, menos". Es inevitablemente humano, ante estas situaciones, preocuparte primero por los tuyos. Y, una vez que sabes que los tuyos se encuentran bien. Entonces, se te carga la conciencia y comienzan a aflorar las lágrimas por las imágenes que ves y las declaraciones que oyes.

En internet, se observan muchos gestos. Y los gestos en democracia, en una democracia herida, consternada -y latina- son más importantes que los hechos, cuando es necesaria la calma. Calmados todos, sólo queda un puñado de cosas por hacer: Rezar, invocar cada uno al dios que su fe le dialogue; donar sangre, si se está cerca; dar gracias a todos los sanitarios, vecinos, voluntarios y fuerzas de seguridad del Estado que se están dejando el cuerpo en este día en que el alma está agostada; votar el domingo, pacíficamente y, sobre todo, muy especialmente, favorecer la unidad, evitar la crispación, ser Ciudadano con mayúscula. Los 173 muertos nos lo agradecerán. Sus familias también. Hemos de mirar lejos, al horizonte, ahora que las lágrimas nos empañan los zapatos.

Hay miles de personas que no están bien. A todos ellos, les enviaría también un SMS: "Tampoco nosotros estamos bien. Nos han herido muy profundamente. Vamos a responder todos, juntos y calmados. Un abrazo".


Volver