Opinión  
Terrorismo global: ¿estamos en guerra?
Autor: Carlos González .
Fuente: piensaunpoco.com 12/4/aaaa

Este último mes sin duda pasará a la Historia por la carnicería terrorista que nos asola. Americanos, turcos, italianos, británicos... hasta que también nos ha llegado el turno a los hispanos. La reciente muerte de siete miembros del ejército español se une a la de las miles de víctimas que se ha cobrado ya esta guerra.

Iraq y Afganistán –pasando por encima la legitimidad y utilidad de ambas campañas- no son más que consecuencias de lo que sucedió el 11S, y por lo tanto en ningún caso podemos hablar de posguerra. No cabe duda de que esto es una guerra. Puede que no sea un conflicto típico –el enemigo es invisible- sin embargo a día de hoy hay que reconocerlo como tal. A partir de ahora nos toca luchar en un campo de batalla tan traicionero y desconocido para nosotros como es el del sabotaje, la guerrilla, el miedo y la emboscada.

Así es nuestro nuevo enemigo, capaz de actuar en cualquier punto del planeta y desaparecer sin sufrir pérdidas. No podemos enfrentarnos a él, presionarle, porque no hunde sus raíces en ningún lugar. De esta manera, encontrar su punto débil parece una tarea imposible. Y, por si fuera poco, nos afecta a todos. Porque, visto lo visto, cualquiera es susceptible de ser atacado. Así de vulnerables somos; nuestra fragilidad es su fuerza, ya que de ella saben sacar gran provecho.
Mientras, tendremos que hacer comprender al mundo musulmán que esto no es una cruzada contra el Islam, sino una guerra al terrorismo, de cuya red forman parte también organizaciones occidentales y americanas. Deberemos exigir responsabilidades a nuestros gobernantes, hacerles llegar la opinión de la gente de la calle y controlar su actuación. Pero sobre todo, una vez cumplidos los requisitos anteriores, asumir sus decisiones, aunque sean equivocadas, como propias. Porque, en mi opinión, la única forma de superar esta escalada de terror es mostrarnos como un uno –sin fisuras- ante el terrorismo. Estando unidos es la única manera de vencer.—-


Volver