Noticias del Papa  
El espíritu del Papa no está en silla de ruedas, afirma Obispo argentino
Autor:
Fuente: ACI 10/30/aaaa

BUENOS AIRES, 28 Oct. 03 (ACI).-En un mensaje titulado “Vengo de un país lejano” sobre los 25 años del Pontificado de Juan Pablo II, el Obispo de Alto Valle del Río Negro, Mons. Néstor Hugo Navarro, resaltó el testimonio de vida del Santo Padre y afirmó que el espíritu del Papa “no está en silla de ruedas”.

El Prelado explicó que “últimamente, con las marcas de la enfermedad en su cuerpo, nos ha enseñado sobre el valor y sentido del sufrimiento para la fe cristiana”.

“Este Papa que aparece en los medios fatigado y enfermo, con el sufrimiento marcado en su rostro, tiene palabras y gestos de profeta que anuncian la posibilidad real de un mundo mejor, más humano y compartido como hermanos, con más paz y justicia, sin exclusiones injustas y dolorosas, llenando así nuestro espíritu de esperanza al decirnos que todavía se puede hacer mucho de bueno, aun en medio de tantas dificultades, si es que, como nos dijera al comienzo de su Pontificado, abrimos sin miedo las puertas de nuestro corazón a Jesús”, agregó el Obispo.
Mons. Navarro recordó “¡cuánto ha dado a la Iglesia y a la humanidad Juan Pablo II en estos 25 años de pontificado! Y lo hizo sin reservarse nada y agotando su vida en el cumplimiento de la misión que Jesús le ha encomendado”.

“Su figura doblada, casi balbuceando las palabras y llevado en silla de ruedas, este incansable y pacífico luchador por el bien de la humanidad nos dice a los gritos que es un hombre habitado por el Espíritu y por él actúa y sigue adelante hasta que Dios mismo le diga: ‘está bien, servidor bueno y fiel. Entra a participar del gozo de tu Señor’”, afirmó el Prelado.

Para el Obispo “no es una fiesta cualquiera” la conmemoración de las Bodas de Plata del Papa. “Estamos celebrando un misterio de fe. Festejamos el poder de Dios que hace de la fragilidad de los hombres la roca viva sobre la cual edifica su Iglesia”, añadió.

Asimismo, el Prelado expresó que “nuestra devoción por el Papa! no brota de creerlo necesariamente el más sabio, el más perfecto (aunque reconozcamos en Juan Pablo su sabiduría y santidad de vida); ni de creer que él construye solo la Iglesia. Nuestro amor por él proviene de la fe, de saber que es el elegido por Jesús para edificar sobre él su Iglesia”.

Juan Pablo II ayudó a “superar la figura de un Papa lejano e inalcanzable. Sus numerosísimos viajes por todo el mundo nos han permitido sentirlo bien cercano y son un servicio para las Iglesias locales y para toda la humanidad”, continuó el Obispo y destacó la “libertad y audacia incomparables” con que el Santo Padre trató diversos temas como la paz en el mundo, la reconciliación entre los hombres, la defensa de la vida y la globalización de la solidaridad.
“Damos gracias a Dios por su vida y testimonio, y le pedimos que continúe dándole la sabiduría, valentía y corazón de buen pastor, de modo que pueda seguir conduciendo y protegiendo el rebaño que anda detrás suyo hacia la Casa del Padre”, concluyó el Prelado.

Volver